Originalmente, Huellas formaba parte de una de mis antiguas recopilaciones de grabaciones ocasionales en cassette . Empecé haciéndolas sólo con ideas del teclado, como esta. Después llegó la guitarra y alterné grabaciones de ambos instrumentos.

Me reencontré con esta canción hace poco, mientras pasaba a formato digital una selección de antiguos cassettes con cientos de ideas que me traje de Madrid, la mayoría de ellas con al menos 25 años de antigüedad. Decidí mantener la melodía inicial y los dos grandes cambios del principio prácticamente intactos, pues me siguen sonando perfectos tal y como están. Lo demás surgió de manera natural, como una evolución orgánica del arpegio principal mezclado con reminiscencias de la música maravillosa que se hacía a finales de la década de 60 y primeros años 70. El conjunto desprende una magia especial que hace de esta obra una pequeña joya en la que recrearse con el corazón abierto.

Una curiosidad de esta canción es que está interpretada únicamente con guitarras acústicas, también las partes distorsionadas. Hay una versión extendida que quizá algún día comparta, pero de momento me la quedo como tesoro personal, como otra de mis Huellas.

0 15